Ser emprendedores y no morir en el intento

Ser emprendedores y no morir en el intento

 Son muchas las causas que pueden llevarte a querer iniciar tu propio negocio: un espíritu emprendedor; una idea innovadora o que mejora un producto o un servicio ya existente; aprovechar el auge de una determinada actividad; o detectar necesidades que no están cubiertas y estar en disposición de hacerlo, beneficiando con ello a la sociedad y a ti mismo. Por otra parte, muchos proyectos empresariales nacen de la falta de oportunidades en el trabajo por cuenta ajena, convirtiéndose en necesidad el hecho de hacerte empresario.

Desde 347 Asesores hemos visto triunfar muchos proyectos de empresa de nueva creación, incluso en algunos casos, hemos visto cómo un modesto proyecto local terminaba por tener ámbito nacional, logrando la empresa buenos resultados económicos y posibilitando la creación de empleo. Sin embargo, también hemos visto fracasar otros proyectos, en la mayor parte de los casos por falta de una correcta planificación económica y administrativa.

Sea como fuere, antes de iniciar cualquier nueva actividad, es fundamental realizar un plan de empresa, donde detallaremos, entre otras cosas, los siguientes aspectos de nuestra futura empresa:

Qué vamos a hacer y cómo lo vamos a hacer

Tenemos que estar seguros de que realmente contamos con las condiciones y los medios para hacer que el negocio funcione. Además, es esencial asegurarse de que existen posibilidades reales de obtener beneficio, que es el objetivo último de cualquier negocio. Esto hace obligatorio que conozcamos nuestras fortalezas y nuestras debilidades, pero también nuestros aliados y nuestras amenazas; así como la idea de producto o servicio sobre el que basaremos el proyecto y el cliente potencial al que vamos a dirigirnos.

Análisis económico de nuestra futura empresa

Seguro que has pensado en la inversión económica inicial, pero también hay que planificar los gastos, por lo menos de los dos primeros años. También debemos conocer nuestro umbral de rentabilidad, es decir, cuánto tenemos que ganar para ser rentables y, muy importante, cuánto tiempo podemos aguantar en pérdidas con nuestras propias reservas. Recuerda que una retirada a tiempo es una victoria: tenemos que conocer con la suficiente antelación cuándo es el momento para echar la persiana antes de acabar endeudados con las administraciones públicas, con proveedores o con empleados.

Qué permisos y licencias administrativas necesitamos para llevar a cabo nuestra actividad

Los asesores de empresa nos convertimos en el puente entre las administraciones públicas y los emprendedores, pero es responsabilidad del empresario emprendedor conocer y cumplir aquellos requisitos legales específicos de su actividad, para lo que contará siempre con el apoyo de 347 asesores.

Pero un plan de empresa no estará completo sin un breve autoanálisis psicológico del emprendedor:

El emprendedor deberá preguntarse si es bueno en lo que hace; si siente pasión por su trabajo; o si tiene fortaleza suficiente para soportar los reveses que pueda depararle la actividad hasta conseguir consolidarla. Iniciar una aventura empresarial supone una inversión de tiempo y esfuerzo muy importante, por lo que recomendamos que tengáis claras las respuestas a preguntas como estas.

En futuros artículos seguiremos analizando la importancia de dar en firme los primeros pasos en el inicio de cualquier nueva actividad.

 


Paco Serra

Comments

  1. Buenas Jose A.Para aclarar tu pngturea: estc3a1s planteando el caso de cuc3a1ndo se devenga el IVA en el caso de compra de material y no en el caso de servicios recibidos por ejecucic3b3n de obra.Pues la ley del IVA es clara: el IVA se devenga en el momento en que el que se transmite la propiedad del bien que compras, es decir, cuando te dan el bien o en el momento del pago de un anticipo si este es anterior a la recepcic3b3n del bien. En este caso, lo normal es que la fecha de factura estc3a9 muy prc3b3xima en el tiempo a la fecha que has recibido el material, por lo que entiendo que es deducible el IVA soportado a fecha de factura.Otra cosa distinta serc3ada cuando se devenga el IVA en facturas que te emite un subocntratistas que te va entregando obra . En ese caso, como norma general el IVA se devenga cuando se transmite la propiedad de la obra ejecutada o cuando se va pagando (si este momento es anterior). Lo normal es que el subcontratista te vaya emitiendo factura mes o mes por el trabajo realizado, pero no deberc3ada emitir dicha factura hasta que no se produjera el devengo del IVA, comentado al principio de este pc3a1rrafo.Para resolver el tema de los libros registros de IVA con la contabilidad, lo que podrc3adas hacer es si recibes una factura de la que no se ha devengado el IVA, registra un asiento contable reflejando el gasto contable pero contra facturas pendientes de recibir y, cuando se devengue el IVA introducido la factura como tal, haciendo el contraasiento contable de reflejo de gasto. De esta forma tanto el libro registro de IVA como la contabilidad reflejaran la verdadera situacic3b3n a registrar en cada uno de ellos. noviembre 14, 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *