¿Que gastos me puedo deducir?

¿Que gastos me puedo deducir?

Una de las primeras dudas que le surge a un autónomo y que éste traslada a su asesor es: ¿qué gastos puedo deducir de mis ingresos en el desarrollo de mi actividad empresarial?

El IRPF se remite a la normativa del IS y ésta pasa la patata caliente a la normativa contable. En definitiva, y con carácter general, son deducibles todos los conceptos o partidas que se consideren gastos a efectos contables, siempre que exista correlación entre el gasto y los ingresos a los que contribuye. Es decir, que soportar ese gasto en cuestión sea necesario para obtener ingresos.

No obstante, en muchas ocasiones resulta muy difícil la delimitación entre el patrimonio particular y el patrimonio empresarial del contribuyente y, por tanto, entre el gasto particular y el gasto empresarial.

Tal es el caso de aquel profesional que realiza su actividad en su propia vivienda habitual. Esta situación ha sido siempre motivo de discusión entre Hacienda y los contribuyentes autónomos, pero quizá haya llegado a su fin.

Una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidad de Madrid contradice la práctica seguida hasta ahora por la Agencia Tributaria, quien sostenía que los autónomos podrán deducirse los gastos derivados de la titularidad de la vivienda (por ejemplo, pago de hipoteca, IBI, cuota de comunidad, tasa de basuras, etc…) en proporción al espacio de la vivienda que se use para la actividad profesional. Sin embargo, negaba sistemáticamente cualquier prorrateo que pudiera aplicarse a los gastos de suministros como agua, luz, gas, calefacción o teléfono.

Esta novedosa sentencia, permite la “afectación parcial de la vivienda a la actividad económica”, por lo que entiende que no resulta lógica la interpretación de la Administración excluyendo los suministros y permite, por tanto, la deducción de estos en la parte proporcional en que la vivienda quede afecta a la actividad económica.

No estamos ante una situación definitiva, ya que Hacienda no está obligada a variar su criterio, pero sin duda dota de argumentos a los autónomos para poder defender su criterio si opta por deducir la parte proporcional de estos gastos por suministros.


Pedro Yelo

Director de departamento fiscal. Especialista en procedimiento tributario. Apoyo a emprendedores y nuevos proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *