¿Esta factura es errónea?

¿Esta factura es errónea?

Esta es una pregunta muy habitual y, a su vez, una de las que genera mayores incertidumbres a los empresarios. ¿Qué datos debe contener una factura para que sea válida? ¿Qué pasa si no contiene uno de los requisitos mínimos? Y, si me he equivocado, ¿puedo corregir la factura?

En el caso de que hayamos detectado que nuestra factura contiene errores, deberemos emitir una factura rectificativa de la misma.

Para poder aclarar estas dudas, vamos a comenzar por enumerar los requisitos mínimos que establece la ley para que una factura sea correcta:

  • El número y, en su caso, la serie. La numeración de las facturas dentro de cada serie debe ser correlativa. Se pueden utilizar series separadas si existen razones que lo justifican.
  • La fecha de su expedición.
  • Identificación completa del emisor: nombre y apellidos o denominación social, NIF y domicilio fiscal.
  • Identificación del destinatario: nombre y apellidos o denominación social, NIF y domicilio fiscal. Recuerda que determinadas actividades tienen la posibilidad de emitir también facturas simplificadas, es decir, sin especificar este apartado.
  • La descripción de las operaciones, consignándose todos los datos necesarios para la determinación de la base imponible del impuesto y de su importe. Debe hacerse mención del precio unitario sin impuesto de dichas operaciones y de los descuentos o rebajas no incluidos en el mismo.
  • El tipo impositivo aplicado a las operaciones, así como la cuota tributaria y el importe total de la factura.

Aunque muchos de vosotros conoceréis de sobra estos requisitos, queremos hacer hincapié en la importancia de cada uno de ellos. Hemos podido comprobar que, en los últimos meses, la Agencia Tributaria está realizando una especial revisión de estos y, en especial, en el apartado 5). Esto es debido a que, para que puedan deducirse las cuotas del IVA soportado, las facturas deben contener una descripción detallada de las operaciones, sin que sea suficiente una descripción genérica de las mismas, por ejemplo, sin determinar unidades e importe de las mismas (TEAC 10-11-05).

facturaEn los casos en los que la Agencia Tributaria considere que una factura recibida no cumple con los requisitos mínimos, no admitirá dicho IVA soportado y por lo tanto modificará el resultado de nuestra liquidación.

En el caso de que hayamos detectado que nuestra factura contiene errores, deberemos emitir una factura rectificativa de la misma. En próximas entradas os daremos más información sobre cómo emitirla y en qué otros supuestos es necesaria.

Esperamos que esta información os haya sido de ayuda. Si tenéis cualquier pregunta al respecto, no dudéis en poneros en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.

¡Hasta la próxima entrada!


Maria Dolores López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *